5 razones para decir NO al Refresco

NO al refresco

Los refrescos son dulces, espumosos y sabrosos, pero no los confundas con una bebida saludable. Los médicos han descubierto una gran cantidad de riesgos para la salud relacionados con el consumo de refrescos. Peor aún,  cada vez que  consumes un refresco, te estás quitando a ti mismo la oportunidad de beber una bebida alternativa saludable llena de vitaminas y minerales necesarios para tu organismo.

¿Por qué decir NO al refresco?

El refresco es verdaderamente inútil para tu cuerpo, no tiene ningún valor nutritivo, está lleno de azúcar y calorías y nada más.  Las bebidas saludables, por otro lado, tienen vitaminas y minerales que el cuerpo puede utilizar. Recuerda que incluso el agua natural puede rehidratar tu cuerpo sin añadir calorías extras a tu dieta.

Los refrescos azucarados contribuyen a la obesidad y a la diabetes. Están elaborados con jarabe de maíz alto en fructuosa, un edulcorante relacionado con la obesidad. Debido a su alto contenido en azúcar y sus efectos sobre las hormonas del cuerpo están relacionados con la diabetes tipo 2.

Incluso los refrescos de dieta tienen edulcorantes artificiales que aumentan el apetito y dificultan la pérdida de peso.

Los refrescos dañan los dientes. El azúcar que contienen combinado con las bacterias en tu boca forman un ácido, que junto con el ácido carbólico que los refrescos contienen, debilitan el esmalte dental, provocando caries.

Los refrescos pueden debilitar los huesos.  La mayoría de los refrescos contienen fósforo y  cafeína, agentes que contribuyen a la osteoporosis. Los expertos también se preocupan de que las personas consumen refrescos en lugar de leche u otras bebidas saludables, privando a los huesos de calcio.

Los refrescos pueden dañar los órganos principales. La investigación ha demostrado que el aumento de consumo de refrescos podría estar relacionado con la enfermedad renal crónica, el desarrollo del síndrome metabólico y del hígado graso.

Alternativas de bebidas saludables

Por suerte, hay un sinfín de opciones al momento de elegir una bebida más saludable que un refresco. Algunas alternativas gaseosas incluyen:

Agua. Es la bebida saludable por excelencia. Es “gratis” en todo el sentido de la palabra. No tiene calorías!

Jugo de fruta. Si bien, el jugo de fruta aporta una gran cantidad de azúcar, beberlo con un poco de agua mineral, es mucho más saludable que un refresco. Y mucho mejor, comer la pieza de fruta entera, para obtener la fibra contenida en ella.

Leche. Esta es otra bebida esencial, sobre todo para los niños. Un vaso de  250 ml de leche descremada tiene 80 calorías y nueve nutrientes esenciales.

Té. Lo tés –preferentemente: verde, negro, hierbas – han demostrado que contiene altos niveles de antioxidantes

Bebidas en polvo. Para quienes no saben tomar agua natural, las bebidas en polvo son una gran opción pues no contienen carbonatos y además, existen variedades sin azúcar.

Dale una oportunidad a las bebidas saludables en lugar de refrescos, tu cuerpo te lo agradecerá.

4 comentarios en “5 razones para decir NO al Refresco

  1. Aunque sean más perjudiciales de lo que nos pensamos la verdad es que no concibo mi vida sin la CocaCola que me tomo después de trabajar, me acerca al cielo

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*