Beneficios del yoga para la salud del corazón

Beneficios del yoga para la salud del corazón | bienestaraldia.net

La práctica del yoga trae múltiples beneficios para la salud como son una mayor flexibilidad, reducción de peso, mayor energía y un mejor estado de ánimo, pero también puede contribuir a la salud del corazón.

Promueve la actividad física

Uno de los factores de riesgo más importante en el desarrollo de enfermedades del corazón es la inactividad física, pero afortunadamente es posible revertirlo. Las investigaciones han demostrado que quienes practican yoga tienen más probabilidades de mantenerse más activos físicamente, así como a seguir una rutina de ejercicios, lo cual tiene un efecto protector en el corazón.

La recomendación, es tener al menos 30 minutos de actividad aeróbica de intensidad moderada por lo menos cinco días a la semana para mantener saludable al corazón, y de actividad de fortalecimiento muscular de forma intensa para obtener mayores beneficios de salud.

Ayuda a controlar el estrés

Los investigadores aún no han determinado como el estrés contribuye a las enfermedades del corazón, pero éste puede conducir a aumentar los factores de riesgo de una enfermedad cardiaca como presión arterial alta, tabaquismo, inactividad física y comer en exceso.

Es bien sabido que el yoga puede jugar un papel significativo en la reducción del estrés, la depresión y la ansiedad, pues implica prestar mayor atención y conciencia de la respiración.

El yoga podría reducir la presión arterial

Una investigación realizada en el 2014, demostró que el yoga ayuda al manejo de la hipertensión. Quienes participaron en una rutina de yoga durante al menos ocho semanas tuvieron un ligero descenso de su presión arterial debido a la mejora de la condición física y a la reducción del estrés.

Mejora la capacidad aeróbica

La práctica del yoga está asociada a una mejor resistencia cardiovascular y a una mejor calidad de vida en los pacientes con insuficiencia cardiaca. Un estudio publicado por NCBI, revelo que los pacientes que practicaron yoga en un transcurso de 8 a 10 semanas tenían una mejora del 22% de su capacidad aeróbica, además de una mayor flexibilidad, una disminución de la inflamación del corazón y mejores puntajes de calidad de vida.

Promueve un sentido de comunidad

Después de un ataque al corazón u otro evento cardiaco significativo, muchos pacientes pueden sentir una sensación de aislamiento social y desarrollar depresión.  El participar en clases de yoga puede proporcionarles un sentido de comunidad y ayudarles a aliviar dichos sentimientos, pues brinda un ambiente seguro y una conexión con otras personas que se mueven y fluyen de forma conjunta, invitándolos así a tomar decisiones más saludables.

Por último, recordar que si padeces una enfermedad del corazón, es importante que hables con tu médico acerca de qué ejercicios puedes hacer, así como qué nivel de yoga es adecuado para tí como complemento de tu tratamiento habitual. Si eres principiante o tienes otros problemas de salud, también debes hablarlo con tu instructor de yoga antes de la clase, para que pueda ayudarte a obtener el máximo provecho de esta actividad.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*