¿Cómo aprovechar al máximo la visita con tu médico?

consulta médica

Conseguir una cita con tu médico para una revisión que no implica una emergencia puede tomar tiempo. Hay algunos pacientes que incluso esperan más de 18 días para una cita, y una vez que llega, ésta dura más o menos media hora, por lo que es necesario aprovechar al máximo cada minuto.

La mayoría de los médicos tienen un espacio de tiempo disponible para atender a los pacientes de cuidados crónicos de 20 a 30 minutos, mientras que para casos sencillos como dolor de garganta o torceduras disponen de entre 10 a 15 minutos.

Hay algunas cosas prácticas que puedes hacer para prepararte para tu cita. Si tienes una dolencia específica, escríbelo en una libreta incluyendo información sobre en qué momentos, que lo causa o desde cuando ha ocurrido. Además, lleva contigo:

  • Una lista de preguntas concretas, poniendo las más importantes primero.
  • Descripciones de cualquier síntoma o cambio en tu salud desde la última visita.
  • Un resumen completo de los medicamentos, suplementos y vitaminas que estás tomando, incluyendo la dosis.
  • Pregunta al recepcionista, al agendar la cita, si toda esta información debes enviársela al médico por adelantado para que pueda revisarlo con tiempo.

También considera la posibilidad de llevar a un amigo o familiar a la cita. Pues ellos pueden tener una pregunta que no pensaste o recordar algo que has olvidado, además de que pueden tomar notas para asegurarse de que las instrucciones que dió el médico sean claros y los pasos a seguir tan pronto salgas del consultorio.

Asegúrate de que tus respuestas a las preguntas que el médico te hace sean honestas y completas. Una gran cantidad de pacientes suelen mentir u ocultar información por que se sienten avergonzados de admitir algunas cosas, como por ejemplo, el poco ejercicio que hacen o la cantidad de alcohol que consumen, lo que puede conllevar a un diagnóstico poco exacto.

Los médicos a menudo se enfocan en los problemas físicos, dejando de lado los problemas emocionales. Asegúrate de plantearle cualquier preocupación que tengas sobre el estrés, la ansiedad o la depresión, pues estos también afectan tu salud.

Por último, recuerda que el contacto con tu médico no tiene por qué terminar cuando se ha terminado la consulta. Cada día más, los médicos utilizan los sitios web, el correo electrónico y el teléfono para comunicarse con sus pacientes, así que pregunta por las opciones que tienes para contactarlo.

Imagen | edenpictures

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*