¿Pensando en Embarazo? Hazte un Chequeo Mental

Si buscas estar embarazada, hazte un chequeo mental

¿Estás estresada? ¿Deprimida? El cuidado de la salud emocional es tan importante como tu salud física cuando estás tratando de quedar embarazada.

Si te estás preparando para el embarazo, probablemente estás pensando ya en la preparación de tu cuerpo. Ya sabes que tienes que comer bien, reducir el consumo de cafeína, dejar el alcohol, controlar tu ciclo menstrual, y preparar tu cuerpo para el bebé de la mejor forma posible. Pero, ¿has pensado en cómo tu mente puede afectar la concepción y el embarazo?

Tu salud mental juega un papel importante en los preparativos de tu embarazo, así que date un chequeo antes de la concepción:

¿Tienes (o alguien en tu familia) un historial de depresión?

Dado que hay una fuerte conexión cuerpo-mente, la depresión durante el embarazo puede dar lugar a complicaciones físicas (tanto como la depresión en cualquier momento puede afectar al cuerpo), además de aumentar el riesgo de depresión postparto, por lo que es importante tenerla bajo control antes de concebir.

La depresión no siempre conlleva sentimientos de tristeza, así que atenta a los otros signos: cambios en los patrones de sueño o apetito, aumento o pérdida de peso, sentimientos de desesperanza, falta de interés en las cosas que antes disfrutabas, o la pérdida de energía.

Un terapeuta puede ayudarte, incluso si es sólo para una consulta tranquilizadora. Si es necesario, un psiquiatra puede ayudar a encontrar medicamentos seguros o terapias que puedes seguir tomando después de quedar embarazada. Pero aléjate de suplementos tales como la hierba de San Juan,  que son cuestionables cuando estás intentando quedar embarazada.

¿Estás crónicamente estresada?

Aunque los científicos todavía están tratando de dar sentido a la relación estrés-concepción, los estudios demuestran que las mujeres que están sometidas a grandes esfuerzos tienen menores tasas de concepción. Así que busca la manera de eliminar el estrés. Técnicas naturales de alivio del estrés, como la meditación y el yoga, son ideales – y pueden servir para relajarse durante el embarazo (y también después).

Asegúrate de que estás  teniendo un sueño suficiente y profundo, una alimentación adecuada y de evaluar los factores de estrés en tu vida (como una carga de trabajo excesiva, por ejemplo) y hacer los cambios necesarios para mejorar tu bienestar y hacer posible el anhelo de ser madre.

Un comentario en “¿Pensando en Embarazo? Hazte un Chequeo Mental

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*