¿Pueden prevenirse los desórdenes alimenticios?

Desórdenes Alimenticios:

Como padre o madre, quieres proteger a tus hijos y mantenerlos a salvo. Seguramente insistes en que usen cascos cuando andan en bicicleta y les enseñas a no hablar con extraños. Sin embargo, no todos los riesgos son tan obvios y directos – entre ellos los desórdenes alimentarios.

Evitar los trastornos de la alimentación no es necesariamente posible, pero lo que sí es posible es reducir la probabilidad de que alguien desarrolle alguno de ellos. En general, debe permitirse la expresión emocional saludable, favorecerse la comunicación en el hogar, no etiquetar los alimentos como buenos o manos, tener una actitud corporal positiva y reducir la exposición a los medios que glorifican la delgadez extrema.

Hay una variedad de maneras en que los padres pueden poner en práctica estos consejos para ayudar a sus niños y adolescentes a evitar los desórdenes alimenticios y a tener una imagen corporal positiva.

Desórdenes Alimenticios: Promover la educación y concientización

Permite que tus hijos sepan sobre los trastornos alimentarios y los riesgos físicos y psicológicos asociados con ellos, tales como:

  • La caída por debajo de un cierto peso puede afectar la capacidad de las niñas para tener hijos.
  • El uso de laxantes o diuréticos y la participación en vómitos auto inducidos dañan el tracto gastrointestinal y pueden causar potencialmente desequilibrios electrolíticos mortales.
  • Un trastorno alimenticio es una enfermedad que amenaza la vida, y la gente, especialmente las niñas, pueden morir a causa de ella.

La discusión debe incluir también una charla sobre los prejuicios y la aceptación. Ayuda a tus niños a aprender que la gente naturalmente viene en diferentes formas y tamaños, debido a la genética. Ayúdales a aceptarse a sí mismos tal como son y no juzgar a los demás por su peso y apariencia.

Cuando se habla de comida, se debe centrar en los beneficios a la salud que aportan los alimentos  en lugar de calorías, grasas o hidratos de carbono. Fomentar el ejercicio para tener una buena salud y no solo como una manera de perder peso.

Desórdenes Alimenticios: Analice los mensajes de los medios

Ve la televisión con tus hijos y analiza con ellos los mensajes que aparecen en este medio y en otros medios de comunicación. Muéstrales a los niños cómo las películas, la televisión y las revistas equiparan un cuerpo delgado con la popularidad y discute con ellos por qué esto está mal.

Cuando tus hijos necesiten hablar, deja lo que estás haciendo. Dile a tus hijos que a veces es útil hablar acerca de comer y cómo nos sentimos acerca de nuestro cuerpo. Haz hincapié en que estás disponible para hablar en cualquier momento.

Fomenta su autoestima. Sé un porrista de sus actividades educativas, deportivas y sociales. Anima a los niños y niñas por igual y asegúrate de mostrar que las chicas son tan importantes y capaces como los varones.

También puede servir de ejemplo:

  • Aceptarte a ti mismo y tu propia apariencia
  • No evitar el uso de trajes de baño o ropa de otro debido a cómo nos vemos.

Desórdenes Alimenticios:hacer frente al problema

Si tu hijo está mostrando signos de que hay un problema – como por ejemplo: contar las calorías estrictamente, comer alimentos en secreto, seguir una dieta estricta o vomitar después de comer – es necesario hablar con él o ella.

Si tienes pruebas claras de que existe un problema, enfréntalo sin juzgar, preguntando si está en problemas. Anticípate a la defensiva y asegúrate de mantenerte empático.

Si ves indicios de que tu hijo tiene un trastorno de la alimentación, pónte en contacto con un profesional. Incluso si tu hijo se niega a ir al médico, debes ir tú mismo a aprender todo lo que puedas sobre la enfermedad, las posibilidades de tratamiento, y la mejor forma de comunicarte con tu hijo.

Mientras que los desórdenes alimenticios: son sin duda causa de miedo, hay muchos pasos que los padres pueden tomar para defender la salud de sus hijos y ayudar a promover el tratamiento y la recuperación si es necesario.

Un comentario en “¿Pueden prevenirse los desórdenes alimenticios?

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*