Si tienes diabetes, no pierdas de vista tus niveles de A1C, presión arterial y colesterol

Si tienes diabetes, no pierdas de vista tus niveles de A1C, presión arterial y colesterol

Cuando uno tiene diabetes, hay mucho en que pensar, pero entre todo ello los resultados de A1C, presión arterial y colesterol deben ser nuestra prioridad, y no debemos olvidarnos en mantenerlos en los niveles adecuados para lograr una mejor salud. Por ello, hoy hablamos de estas medidas, qué son, por qué son importantes, el significado de los resultados y cuales son los niveles que deberíamos tener, aunque claro, esto siempre varía de persona a persona, y por ello es importante que lo platiquemos también con nuestro médico especialista en diabetes.

A1C

La prueba de sangre A1C mide el porcentaje de hemoglobina cubierta con glucosa, para conocer el promedio del nivel de glucosa en la sangre de los últimos dos a tres meses, ofreciendo así una medida de nuestro progreso.  Lo ideal, es que las personas con diabetes se hagan una prueba de A1C cada tres o seis meses, aunque los pacientes que alcancen sus metas planteadas por el tratamiento pueden hacerla una o dos veces al año.

¿Por qué es importante?

La prueba A1C es una buena medida para conocer que tan bien está nuestra glucosa bajo control, y es también una buena manera para determinar si una persona con prediabetes ha evolucionado hacia la diabetes tipo 2 o ha mejorado su condición.  A los adultos de más de 45 años con hipertensión, obesidad o antecedentes familiares con diabetes también se les recomienda hacerse esta prueba, pues su riesgo de desarrollar la enfermedad es alta.

¿Qué significan los resultados?

  • 5.7% o menos : niveles normales de glucosa en la sangre
  • 5.8% – 6.4% : elevados niveles de glucosa en la sangre (prediabetes)
  • 6.5% o más : diabetes

¿Cuáles deberían ser mis resultados?

Durante muchos años, las personas con diabetes tipo 2 recibían la indicación de que debían mantener un nivel de A1C de 7% o menos, pero las nuevas investigaciones indican que ésto no tiene por que ser igual para todos, pues hay que considerar otros factores como el estado de salud, la edad y los factores de riesgo. Por ello, son los médicos junto con los pacientes los que deben determinar cual es la meta de A1C para cada uno.

De acuerdo a la Asociación Americana de Diabetes, son recomendables:

  • Para una persona recién diagnosticada con diabetes tipo 2 : 7% o menos
  • Para una persona con diabetes que no es propensa a hipoglucemias o a presentar problemas con su tratamiento : 6.5% o menos.
  • Para una persona con historial de hipoglucemias severas, una reducida esperanza de vida o con diabetes tipo 2 por muchos años : 8% o menos.

Presión arterial

La presión arterial es la fuerza del flujo sanguíneo en los vasos sanguíneos. La prueba de presión arterial revela dos resultados. El número superior es la presión arterial sistólica, que mide la presión mientras el corazón late y empuja la sangre por los vasos sanguíneos. El número inferior es la presión arterial diastólica, la cual mide la presión cuando los vasos sanguíneos se relajan entre latidos. Si tienes diabetes, es importante que en cada cita con tu médico, te haga un chequeo de tu presión arterial.

¿Por qué es importante?

Cuando la presión arterial es muy alta, tu corazón está trabajando mucho más fuerte, lo cual te pone en riesgo de sufrir un ataque cardiaco, un derrame cerebral, enfermedad renal o problemas en los ojos. Por ello, tratar la presión arterial alta con dieta, cambios en el estilo de vida y medicación (si es necesario) es importante para prevenir otras complicaciones.

¿Qué significan los resultados?

  • 120/80 mmHg o menos : presión arterial normal y saludable
  • 120/80–140/80 mmHg : presión arterial alta temprana
  • 140/90 mmHg o más : presión arterial alta (hipertensión)

¿Cuáles deberían ser mis resultados?

La Asociación Americana de Diabetes recomienda tener una presión arterial por debajo de 140/90 mmHG y tomar medicamento si iguala o excede este nivel. También recomienda el ejercicio regular, limitar el consumo de sodio a 1500 mg por día y comer una cantidad suficiente de frutas, vegetales, lácteos bajos en grasa para ayudar al control de la presión arterial.

Colesterol

El colesterol es una sustancia cerosa, parecida a la grasa que se encuentra en cada célula de nuestro cuerpo. Es un componente necesario para producir hormonas, membranas celulares y vitamina D, y ayuda a nuestro cuerpo a digerir la grasa. También lo encontramos en alimentos de origen animal como la carne, las aves, los mariscos y los lácteos enteros.

Hay varios tipos de colesterol, dos de los cuales son particularmente importantes para las personas con diabetes, por lo que deben ser monitoreados. Las lipoproteínas de baja densidad (LDL) son consideradas como el colesterol malo y pueden conducir a la acumulación de placa en las paredes de los vasos sanguíneos, situación que puede causar un ataque al corazón o un derrame cerebral. Las proteínas de alta densidad (HDL)son consideradas colesterol bueno y protegen contra enfermedades del corazón.

Por otro lado, los triglicéridos son un tipo de grasa hecha en el cuerpo. Las personas con sobrepeso u obesidad, que son físicamente inactivos, fumadores o quienes consumen altas cantidades de alcohol o de carbohidratos son más propensos a tener niveles elevados de triglicéridos, lo que también aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiacas.

¿Cuáles deberían ser mis resultados?

Sabiendo lo anterior, un análisis de sangre en ayunas para evaluar el perfil de lípidos, que mide el colesterol total, el colesterol LDL, el colesterol HDL y los triglicéridos, debe hacerse una vez al año.  Además, se recomienda comer más frutas y verduras, así como granos enteros con fibra, hacer ejercicio de manera regular, bajar y controlar el peso si es necesario y mantener un buen control de la glucosa en la sangre, para así mejorar los niveles de colesterol y triglicéridos.

Al igual que con el A1C y la presión arterial, es importante que tu médico determine con que frecuencia debes realizarte un análisis de colesterol, así como cuáles son las metas a alcanzar en dichos niveles.

De acuerdo a la Asociación Americana de Diabetes, los siguientes son los niveles de LDL, HDL y triglicéridos que la mayoría de personas con diabetes deberían tener:

  • Colesterol LDL : menos de 100 mg/dl.
  • Colesterol HDL : 40 mg/ dl para hombres y  50 mg/dl para mujeres, aunque un HDL mayor a 50 mg/dl ayuda a todos a tener un menor riesgo de enfermedades cardiacas.
  • Triglicéridos : menos de 150 mg/dl.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*