¿Tu hijo sufre de depresión?

Depresión Infantil y Adolescente

La depresión infantil y la adolescente real y puede ser dolorosa, tanto para el joven como para la familia entera. Se estima que alrededor de 1 de cada 33 niños y 1 de cada 8 adolescentes sufren de depresión. Hay pruebas de que incluso los niños preescolares pueden sufrir de depresión infantil.

Se sabe que un niño, después de lograr la recuperación de un episodio depresivo, tiene una probabilidad del 20 al 60 por ciento de sufrir otro ataque de depresión después de dos años y de casi un 70 por ciento después cinco años.

Inicialmente, los padres pueden notar un cambio en el comportamiento del niño, que puede convertirse en preocupación.  Comportamientos como quedarse más tiempo en cama, llantos frecuentes sin motivo aparente son algunos de los más comúnes.

Depresión en niños y adolescentes: Conozca los riesgos y signos

Si te estás preguntando si tu hijo está en riesgo de depresión, responder a estas preguntas pueden ayudar:

¿Tiene antecedentes familiares de depresión? La depresión tiende a darse en familias, lo que sugiere que puede haber una base genética del trastorno.

¿Ha sucedido algo importante para ti o para tu hijo? El divorcio, el abuso emocional o sexual, la pérdida de un familiar o amigo, una cambio de residencia, o el estrés son algunos de los eventos importantes de la vida que pueden dar lugar a síntomas de depresión.

También debe estar alerta a los signos de la depresión en el niño. Estos pueden incluir:

  • Estado de ánimo deprimido frecuente y persistente o irritabilidad
  • Pérdida de interés en actividades diarias o regulares
  • Los cambios significativos en el peso o el apetito
  • El cambio en el patrón de sueño, como  de repente dormir demasiado o muy poco
  • Pérdida de energía o fatiga
  • Culpa excesiva o sentimientos de inutilidad
  • Dificultad para concentrarse
  • Pensamientos frecuentes de muerte o de suicidio – o intento de suicidio

Cuando la conducta o los síntomas interfieren con la vida de tu hijo, ya sea en casa, en la escuela o con los amigos, en realidad puede estar sufriendo de depresión en la infancia o la depresión adolescente.

Diagnóstico y tratamiento de la depresión en niños y adolescentes

No existen pruebas simples para determinar si un niño o adolescente está sufriendo de depresión. Por lo general, el médico o profesional de salud mental llevará a cabo una entrevista con el joven, así como con los padres o cuidadores. El médico puede usar un cuestionario específico o escala de evaluación para ayudar en el diagnóstico. Ten en cuenta que el médico probablemente querrá hablar con tu niño o adolescente sin tu presencia.

La orientación y la medicina son métodos efectivos para tratar la depresión en los jóvenes. Dependiendo de su edad, a los pacientes se les anima a participar en las decisiones de su tratamiento.

Depresión en niños y adoslescentes:   Cómo puedes ayudar como padre

Estar alerta a los signos y síntomas de la depresión, y conseguir un tratamiento inmediato cuando sea necesario, son lo primero y el todo. Otras cosas que puedes hacer para ayudar a tu hijo incluyen:

  • Asegurarte de que tu niño o adolescente come alimentos saludables y sigue sus tratamientos, ya sea psicoterapia, medicamentos o ambos.
  • Animar a tu hijo a mantenerse activo.
  • Recordar a tu hijo tu apoyo. Es importante que le digas a tu hijo en forma regular que puede contar contigo.
  • Alabando a tu niño o adolescente por sus esfuerzos; no criticar sus acciones. Puede ser difícil para él o ella levantarse por la mañana o hacer las tareas durante un ataque de depresión.
  • Pedir ayuda cuando la necesite. Si sientes que tu hijo no está mejorando, o necesita ayuda adicional, ponte en contacto con tu médico o psicólogo.

Soporte para toda la familia

Tratar con la depresión  infantil o la adolescente es difícil. Intenta no quedar atrapado en esta situación, ni tú ni tu familia, mantenerse ocupados, y mantener una vida normal tanto como sea posible.

Si como padre o cuidador necesitas apoyo para ti, no dudes en pedir ayuda, el pediatra de tu hijo o tu profesional de la salud debe ser capaz de referirte a un especialista en salud mental correcto. Necesitas cuidarte a ti mismo para ser capaz de proporcionar el mejor apoyo a tu hijo(a).

Un comentario en “¿Tu hijo sufre de depresión?

  1. Pingback: Desórdenes Alimenticios: las Causas - Bienestar al dia

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*